Peligros de no hacer deporte

Es cierto que es muy apetecible no hacer deporte, sobre todo cuando eres de aquellas personas que nunca se les ha dado bien hacer ejercicio físico. Normalmente, cuando queremos adentrarnos en el mundo del deporte, si no lo hemos hecho de forma regular, nos cuesta mucho.

Al principio nos vemos repletos de motivación y ansias por realizar ejercicio físico, pero pasado un tiempo esas ganas van disminuyendo e incluso desapareciendo. Encontrar una motivación para realizar ejercicio físico es esencial sobre todo para continuar una vez que llevamos varios días de entrenamiento.

f54

Una de las motivaciones puede ser que queramos envejecer con un estado de salud más que correcto. Cuando recapacitamos en el momento actual no pensamos en la vejez y cómo va a ser ésta. Lo único que pensamos es en el momento actual pero todo en esta vida llega. ¿No sería mejor aparentar 35 años cuando tengas 50 años que aparentar 50 años cuando realmente tienes 35 años? La genética puede ayudar mucho a alcanzar este objetivo, pero también el deporte te puede ayudar.

Los peligros de no hacer deporte son más que conocidos por toda la sociedad, por ello, no los voy a enumerar. Simplemente, recapacita.

Hay muchos deportes que te pueden resultar divertidos, encuentra el que más se ajuste a sus necesidades u objetivos. Si quieres perder grasa, la carrera continua es muy recomendable. Si quieres pasártelo bien, jugar al baloncesto o a deportes de equipo puede ser la mejor opción. Si, por otro lado, buscas tranquilidad y concentración puede ser que las artes marciales te ayuden. Si quieres ganar masa muscular realizar un entrenamiento de musculación te puede ayudar.

¿Cuándo y cómo tomar la creatina?

La creatina, aquella proteína sumamente conocida, se sintetiza en el cuerpo a partir de tres aminoácidos, llamados arginina, glicina y metionina en lugares como el hígado y los riñones. La creatina se ha hecho famosa a partir de su uso en el mundo del deporte y de la musculación.

No sólo el cuerpo es capaz de fabricar esta proteína, también podemos ingerirla mediante alimentos como el pescado y la carne. A su vez podemos conseguir creatina con suplementos dietéticos.

f39

¿Cómo actúa la creatina?

La creatina, en el cuerpo humano, se combina con el fósforo en las células. Cuando se produce esto se forma la fosfocreatina, la cual nos proporciona energía en situaciones de máxima intensidad.

Es aconsejable, esta sustancia no prohibida, para deportes que requieran de situaciones de alta intensidad como sprints o levantamientos de peso, esto es debido a que nos permite realizar esfuerzos de forma prolongada.

El principal inconveniente de ingerir creatina mediante suplementos es la subida de peso. Se produce porque las células musculares retienen más agua y el tejido muscular se desarrolla. Por ello, es normal que se tenga en cuenta cuando se toma la creatina porque nos puede perjudicar en nuestro objetivo deportivo.

¿Cuándo y cómo tomar la creatina?

A la hora de tomar creatina mediante suplementos se recomienda beber más agua de la normal para que las células tengan suficiente agua para crecer. Las dosis que se deben tomar de creatina varían de 20-25 gramos al día durante 7 días, después de esto se tomarán dosis de mantenimiento cercanas a los 3-5 gramos de creatina durante un mes. Es ideal tomar la creatina en ciclos de 3-4 meses combinándolo con un mes de descanso.

Fuente: http://www.creatina.top/mejores-suplementos-de-creatina/

Crece la obsesión por el aspecto físico

Hay que recordar que los números de obesidad mórbida y sobrepeso han aumentado considerablemente en los últimos años, sobre todo en las sociedades occidentales donde las comidas están compuestas por una mayor cantidad de alimentos de los que necesitamos.

Frente al aumento del número de personas que padecen un exceso de peso hay que sumarle también el creciente número de personas que se cuidan de una forma más estricta tanto en el apartado de la alimentación como en el del ejercicio físico.

f38

La obsesión por el aspecto físico es una consecuencia de las campañas de publicidad y marketing que ofertan algunas multinacionales. En algunos deportes, sumamente conocidos, persiste por un lado publicidad acerca de multinacionales que ofrecen comida no muy sana precisamente con la idea de que el deporte es bueno para la salud.

Es curioso que aumente por un lado la obsesión por el aspecto físico y, por otro lado, también aumente el número de casos de obesidad.

Han aparecido enfermedades nuevas estos últimos años como, por ejemplo, la vigorexia. Esta enfermedad aparece en aquellas personas que tienen obsesión por el aspecto físico propio, es decir, con la imagen corporal que ofrecen al exterior a pesar de que su físico sea más que correcto.

He nombrado a la vigorexia como una enfermedad aunque no sea reconocida como tal por determinados organismos. La vigorexia es un trastorno según el cual nos vemos de una determinada forma a la que somos en realidad, en este sentido la vigorexia se parece a la anorexia. Altos porcentajes de vigoréxicos se hallan en personas que hacen ejercicios de musculación.

Consejos básicos de entrenamiento

Muchas de las personas que tienen grados o cursos relacionados con el deporte, además de muchos deportistas y aficionados, han oído hablar o conocen bien las cuatro cualidades físicas básicas en cualquier persona pero ¿Cómo se entrena cada una? ¿Entrenar mucho una perjudica a largo plazo otra?

entrenamiento

Bueno, para quien no las conozca, las cualidades físicas básicas son la Fuerza, la Resistencia, la Velocidad y laFlexibilidad. Básicamente cualquier ejercicio físico va a involucrar al menos una de ellas. Sin ellas no podríamos ser nosotros mismos, ni siquiera podríamos hacer cosas cotidianas.

  1. La fuerza: Es posiblemente la más importante de todas para un deportista. De hecho, he preferido ponerla por encima porque es vital para el entrenamiento. De ella depende la velocidad, ya que los músculos en su conjunto componen la mayor parte de cualquier esfuerzo para general  nuestra propia fuerza corporal. El entrenamiento de fuerza sin progresión y monótono suele acabar en una descoordinación generalizada y poca flexibilidad. Hay que saber planificar. ¿Cómo la entrenamos? El entrenamiento de fuerza es el que, posiblemente, más variantes tenga. La pliometría, hipertrofia, entrenamiento funcional, TRX, autocargas… todos esos ejercicios se basan en la fuerza para poder ser ejecutados.
  2. La resistencia: Otra cualidad física fundamental. De hecho, la mayoría de las personas que no entrenan a nivel de élite, suelen practicar a diario como “cardio” ejercicios que, básicamente, fomentan su resistencia tanto aeróbica como anaeróbica. Ojo, ya que la resistencia y la velocidad están estrechamente ligadas, son como polos opuestos. Si una persona como un maratoniano (altamente resistente) hace una carrera de 200 o 400 metros lisos, no va a rendir todo lo que podría, ya que su cuerpo ha sufrido una adaptación total a un entrenamiento de resistencia y ha entrenado en frecuencias cardíacas del 50-75%, por lo que puede no encontrarse cómodo en intensidades anaeróbicas lácticas, que son las generadas por un esfuerzo máximo de velocidad. ¿Cómo se entrena? Existe un amplio abanico de ejercicios cardiovasculares para trabajarla, sólo hay que adaptar la forma física a través de constancia y de trabajo progresivo por distancia, tiempo y frecuencia cardíaca.
  3. La velocidad: Muy ligada a la fuerza, debido a la rapidez del movimiento muscular que puede requerir, la velocidad es ideal para la mayoría de deportes de contacto o deportes con una alta carga de potencia y explosividad, como pueden ser el tenis o el fútbol. Al entrenarla a un nivel muy alto, es posible que perdamos eficacia en las zonas aeróbicas y de resistencia continua. Por ejemplo, un futbolista no necesariamente correrá bien un maratón, pero sí es capaz de aguantar esfuerzos continuos durante muchos minutos sin parar y puede correr hasta 18-20km en un partido. ¿Cómo entrenarla? Entrenamientos con cargas, veloces y de intensidades muy altas. Entrenamientos interválicos también son interesantes para desarrollarla en su plenitud.
  4. La flexibilidad: Fundamental para optimizar el rango articular de movimiento (ROM) y para trabajar con ejercicios de coordinación. Existe el tópico de que gente hipertrofiada no es flexible, esto es completamente falso. Si se entrena, la flexibilidad puede complementar a cualquier otra cualidad física básica a un nivel muy alto. Fundamental en deportes de gimnasia y prácticamente cualquier modalidad atlética. ¿Cómo entrenarla? “Luchando” contra los acortamientos musculares, haciendo uso de técnicas y ejercicios que trabajen el huso muscular, a través de estiramientos prolongados y básicos para la práctica deportiva, etc…