Crece la obsesión por el aspecto físico

Hay que recordar que los números de obesidad mórbida y sobrepeso han aumentado considerablemente en los últimos años, sobre todo en las sociedades occidentales donde las comidas están compuestas por una mayor cantidad de alimentos de los que necesitamos.

Frente al aumento del número de personas que padecen un exceso de peso hay que sumarle también el creciente número de personas que se cuidan de una forma más estricta tanto en el apartado de la alimentación como en el del ejercicio físico.

f38

La obsesión por el aspecto físico es una consecuencia de las campañas de publicidad y marketing que ofertan algunas multinacionales. En algunos deportes, sumamente conocidos, persiste por un lado publicidad acerca de multinacionales que ofrecen comida no muy sana precisamente con la idea de que el deporte es bueno para la salud.

Es curioso que aumente por un lado la obsesión por el aspecto físico y, por otro lado, también aumente el número de casos de obesidad.

Han aparecido enfermedades nuevas estos últimos años como, por ejemplo, la vigorexia. Esta enfermedad aparece en aquellas personas que tienen obsesión por el aspecto físico propio, es decir, con la imagen corporal que ofrecen al exterior a pesar de que su físico sea más que correcto.

He nombrado a la vigorexia como una enfermedad aunque no sea reconocida como tal por determinados organismos. La vigorexia es un trastorno según el cual nos vemos de una determinada forma a la que somos en realidad, en este sentido la vigorexia se parece a la anorexia. Altos porcentajes de vigoréxicos se hallan en personas que hacen ejercicios de musculación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *